Soldado Desconocido y Batallón 40: “Viaje de los 15 al pasado”

553 0

Para cerrar una semana que había recibido la siempre agradable visita de la banda argentina de punk 2 Minutos, en Kilkenny, un espacio reducido que por dos noches seguidas reunió a viejos seguidores de esa agrupación que celebraba el 24 aniversario de su álbum, ‘Valentín Alsina’, que ya se encuentra con un público adulto joven que se volvió a ver las caras en Absoluto Rock, para el regreso de Soldado Desconocido y Batallón 40, luego de 15 años.

El show de 2 Minutos estuvo agendado en el mismo día que se iban a dar estos dos regresos en La Chispa, por lo que se pasó para este fin de semana, ya que la competencia era desigual e ideal hubiera sido que toquen todos juntos, pero había que separar los eventos y darle a cada uno la importancia que se merece.

La fresca noche del viernes convocó a aquellos que querían pasar una velada cálida dentro Absoluto Rock, venue insignia del circuito metalero que numerosas veces sirvió de plataforma para eventos punk y éste era uno muy particular, porque se trataba del regreso de dos bandas que militaban en el skapunk asunceno a inicios de la década pasada, después de la separación de Turkish Blend y antes de que el género comience a liderar la nueva escena musical a nivel nacional, con Eseka’a y Ripe Bananas Skins, que publicaban sus primeros materiales y eran unos de los actos más aclamados en festivales masivos, como las ediciones del Pilsen Rock 2005/06, junto con los Moon Ska Monkeys y Vecindad Autopsia, que se dieron a conocer ahí.

De hecho, el guitarrista de RBS, Víctor “Pepu” Montanaro, es también integrante de Soldado Desconocido, que junto a los Batallón 40, formaban parte de ese desprolijo “under” adolescente y para los amigos, en fiestas de colegios, cumpleaños y eventos donde no te pedían cédula de identidad para ingresar o comprar bebidas alcohólicas.

Todo ese amateurismo y energía juvenil desembocó en un par de canciones propias que se volvieron de culto y disponibles en Internet desde hace poco tiempo, siendo ese el primer gran paso para dejar de ser un grupo anecdótico y volver a tocar luego de una década y media.

KOO KOO BASTARDS

 

 

Hoy en pleno 2018, el skapunk estaría contando con una suerte de revival en Asunción, con la multitudinaria respuesta del público en el Gramo Fest al show de Eseka’a, que se cantó todos sus temas en mayo pasado y con el lanzamiento (esa misma noche del show en Absoluto) del segundo álbum de los Square Pants, que también formaban parte de esa escena menor de edad de la capital, hace unos 15 años atrás.

En Absoluto también estuvieron bandas como: Deficiente, que trajo de vuelta al skapunk a esta década, Los Manija que versionan a la semilla original del punk argentino: Flema y Damas Gratis, mientras que las Koo Koo Bastards dieron el grito Riot Grrrl que abrió la noche.

 

Entre sucias distorsiones melodiosas, coros pegajozos y hasta un cover del tema: “Crazy (You Drive Me)” de Britney Spears, las Koo Koo Bastard fueron la cuota más ruidosa.

Integradas por dos ex Carnival Prozac Dreams, Rebk en guitarra y voz, más la baterista Kay Gamarra, que antes de cerrar dijo: “Nunca pensé que iba a tocar en este lugar de metaleros, menos con una banda de chicas punk, gracias por la invitación”.

LOS MANIJA

 

Los Manija subieron después para cantar temas de Damas Gratis con tres acordes y algún que otro cover de Flema.

Los shows de Deficiente siempre son un llamado a la fiesta, al escabio y a los temas de Misfits, Rancid o NOFX, con vientos para que el pogo también sea bailable y así pasarla bien, sin pensar en el mañana.

DEFICIENTE

 

Batallón 40, integrado por el audiovisualista Juanma López Moreira, tuvo su segundo regreso, esta vez más familiar, tras su primera vuelta en Kilkenny, junto a Las Monjas, dos noches antes del show de 2 Minutos en ese mismo lugar. Éstos últimos prometen volver de forma más regular y hasta se hicieron una página en Facebook.

 

 

El regreso de Soldado Desconocido juntó a todas las cabezas frente al escenario que comenzaron los primeros choques de hombros abrigados. El vocalista, Mario Hannich, actual redactor creativo  que no tuvo otros proyectos musicales desde entonces, se devoró el escenario y al público, como si  hubiese estado tocando desde el 2003 y eso que nunca antes se habían presentado ante tanta gente.

BATALLÓN 40

 

Así cerró el invierno skapunk asunceno 2018, con un público que viajó en el tiempo, hacia otras primaveras, antes de dedicarnos a las cosas que hacemos en el día a día, pero siempre dispuestos a responder a esa, “luna llena”, que hace que volvamos al año cero y disfrutemos de estas propuestas, porque 15 años después, continúa gustando mucho.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *