Desenchufar para estar más enchufados

83 0

Muireadach no la tenía fácil en la noche del 12 de febrero en el teatro del Hotel Guaraní. Abrir para Mr. Big no debe ser una tarea sencilla. Mucho menos sencilla es decidir hacer un show acústico para el efecto. Se sabe de la calidad de sus integrantes, de la experiencia obtenida mediante shows con Rata Blanca, Almah y Sepultura, y Epica, pero esta vez apostaron a ir mucho más allá de cualquier expectativa.

Pero más que nunca la gastadísima frase de quien no arriesga no gana cobra valor. Esta vez, los temas recibieron unos arreglos extraordinarios, con temas de su disco “Tales”, como “Sweet Death”, “Darkness”, “Maiden of War” “Bride of the Sea” sonando impecablemente, con tres guitarras acústicas, ya que Ben Os cambió las cuatro cuerdas demostrando que es también un violero consumado, una batería/cajón peruano por demás acertada, y un par de músicos invitados tocando la flauta y el cello para dar aún más distinción al breve pero impecable set.

Lo mejor acaso llegó con “The Elder” un tema que originalmente es puro metal, pero se volvió genialmente bluesero, destacando el trabajo de Niahm, cantando como toda una reina de los bares de New Orleans del 40.

El breve pero merecido standing ovation no hizo sino confirmar que si bien Muireadach no la tenía fácil, pero así parece haberlo hecho. Las circunstancias estaban a gran altura y hasta ahí llegaron. Realmente impecables.

Comentarios

comentarios

No hay comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *